ChansonsDamour.es

Toda la endorfina de la música que te mueve.

Música deportiva: ¡Manténte en movimiento!

La música deportiva nos estimula con su ritmo ¡y a veces también con sus mensajes! como "Beat it" de Michael Jackson, que nos empuja a la acción. Mientras entrenamos, también vienen a la mente otras cosas, ideas, proyectos, ¡e incluso películas! como lo sería la canción "Push it to the limit" de Scarface.

La idea es mantener el estímulo activo y para eso cada uno tiene sus preferencias. Lo cierto es que los 80 ’s y 90’s, con el mensaje de seguir adelante (keep on), con sus sintetizadores, derroche de actitud y estilos eléctricos en la indumentaria, dejaron huella para siempre en la cultura del deporte.

La música deportiva y la cultura del estar en forma.

Madonna con la cadena de gimnasios Hard Candy, Jane Fonda con sus manuales de Aerobic, Cindy Crawford y sus videoclips deportivos (con músicos como George Michael y Duran Duran) potenciaron sus técnicas para estar en forma y así desarrollaron a tope el mercado del modelado a la par con el de la música deportiva.

La década de los 00’ aportó con el revival de la música House, electrónica, techno-trance, dub-step entre otros géneros, cuya música se ocupa para secuencias de running, trails, TXR, escalada… etc! cuyo ritmo nos funde con el de las ciudades y el sonido de sus máquinas, estimulando así la sensación de constante movimiento.

Ritmos y velocidades

Un elemento importante de la música deportiva es el BPM (Beats per minute / golpes por minuto). Algunos géneros musicales llevan un pulso superior al de los 150bpm, como lo sería el Drum and Base, entre 160 - 180bpm. Esta velocidad del pulso es importante para el step, ya que marca la frecuencia de los movimientos.

Bastante popular en Latino América es la zumba como actividad para quemar calorías, tonificar músculos y soltar tensiones. Músicos como Shakira, Chayanne y Thalía siguen siendo ritmos clásicos para la zumba, mientras que el Reggaeton, con el "Que tire pa’ ‘lante" de Daddy Yankee o Luis Fonsi con "Despacito" se ha convertido en hits.

Otros aspectos de la Música deportiva: Música para relajar y para elongar.

En la práctica del yoga, se usa música diversa, como Ravi Shankar de estilo clásico indio, o Chema Vilchez de estilo ecléctico. Es de común conocimiento que la música conduce a otros estados de percepción , estimulando directamente el cerebro, por lo que no es raro que escuchar clásicos como Chopin en las prácticas de yoga.

Para las prácticas de TRX el rock es un favorito. "We will rock you" de Queen o "Highway to Hell" de AC/DC son primeros en listas para trabajar la musculatura y levantar peso, mientras que el rock clásico es popular para ejercicios para elongar y relajar, donde el viaje de la música acompañará estos movimientos.

Jingles e Himnos: Culto de masas y espectadores.

Ejemplos notables de música de mundiales lo son "La Copa de la Vida" de Ricky Martin para Francia 98’, o el single "Suave" del jugador brasilero Dani Alves y el músico Thiago Matheus, o bien "United by love" de la uruguaya Natalia Oreiro, que emocionó a muchos con su mixtura de candombe, cumbia y euro-pop.

Con el deporte obtenemos endorfina, que nos proporciona la sensación de bienestar. La endorfina y la felicidad van de la mano y para muchos también con las pasiones colectivas: los eventos deportivos. Y es aquí donde la música deportiva también nos reúne, en la felicidad y adrenalina de participar de la carrera de nuestros favoritos.